LOBO IBÉRICO (Canis lupus signatus)
LOBO IBÉRICO (Canis lupus signatus)
 

 
ÁGUILA REAL (Aquila chrysaëtos)
BUITRE LEONADO (Gyps fulvus)
CIERVO (Cervus elaphus)
CIGÜEÑA BLANCA (Ciconia ciconia)
CORZO (Capreolus capreolus)
DESMÁN IBÉRICO (Galemys pyrenaicus rufulus)
JABALÍ (Sus scrofa)
LECHUZA COMÚN (Tyto alba)
LIEBRE COMÚN (Lepus europaeus)
LOBO IBÉRICO (Canis lupus signatus)
OSO PARDO (Ursus arctos)
REBECO (Rupicapra rupicapra)
TEJÓN (Meles meles)
TRUCHA DE RÍO (Salmo trutta fario)
ZORRO COMÚN (Vulpes vulpes)
OTROS
Clase: Mamíferos
Orden: carnívoros
Familia: Cánidos

Longitud de cabeza y tronco: 105-135 Centímetros
Longitud cola: 28-56 centímetros
Peso: 27-66 kilos
Gestación: 60-63 días
Camada: 5-9 crías
CARACTERÍSTICAS
Animal de gran porte, con robustas extremidades, las anteriores pentadáctilas y las posteriores con 4 dedos. La subespecie ibérica con una larga mancha negra en la parte anterior de las patas. En invierno con un tupido pelaje de variable tonalidad: más oscuro en la zona dorsal y amarillento en la abdominal, en la faz manchas oscuras en la parte superior y hocico. En verano aspecto escuálido con cráneo masivo debido a la pérdida de gran parte del pelaje para combatir el cambio de temperatura.

Especie digitígrada, es decir que camina con las puntas de los dedos. Con una larga cola que utiliza habitualmente para mostrar su posición en el grupo. Largos y afilados caninos y en general estructura dental apropiada para el corte y trituración de carne. Excepcional olfato y oído, así como magnifica vista. Dotado de una resistencia fuera de lo común, generalmente persigue a sus presas hasta el agotamiento.

Hábitat y costumbres
En origen era un animal estepario aunque debido a la presión humana se ha visto retirado a zonas de alta montaña de difícil acceso. En España la población, tan abundante antaño, se ha visto radicalmente reducida a causa de la brutal persecución a la que fue sometido en la época en la que se le consideraba una alimaña. Actualmente se la considera una especie cinegética en las zonas situadas al norte de España (A partir de Zamora), por lo que se efectúan batidas con cierta regularidad en época de caza. El número aproximado es de algo más de 500 ejemplares, lo que es un dato preocupante, sin embargo su situación es más tranquilizadora que la del oso pardo.
Es un auténtico súper predador, abate presas de todos los tamaños, desde ciervos hasta ratones. Su versatilidad y eficacia en el tema de la caza es absolutas, aunque en el transcurso de duros inviernos puede verse obligado a atacar al ganado para paliar su hambre. El ganado humano es una presa fácil por lo que un lobo que haya matado una oveja o un ternero, posiblemente vuelva hacerlo. Esta costumbre junto con la del comer carroña ha sido una fatalidad para este canido, ya que ha sido masivamente envenenado con estricnina depositada en cadáveres y perseguido hasta la saciedad por las bajas que causaba entre el ganado.
imagen
En la fotografía se observa a un ejemplar devorando una pieza de ganado. Su actitud amenazadora denota que es el líder del grupo.
El lobo es un ser social, forma manadas para la caza y es fácilmente apreciable la jerarquía que la compone. El líder siempre come primero, y muestra su liderazgo con gruñidos y con la cola levantada. El resto de lobos del grupo, se muestran sumisos ante el jefe de la manada, con el rabo entre las piernas y las orejas bajas, cuando este les amenaza.
Algo de lo más característico de este cánido es su aullido, cada más difícil de oír, se produce para comunicarse con sus congéneres, aunque su verdadera misión del mismo se desconozca.
La reproducción en la península ibérica se da entre febrero y marzo, y la pareja reproductora es la dominante del grupo. Según muchos autores esta pareja no rompe vínculos con el resto del grupo, los jóvenes del cual mantienen relaciones posteriormente con los cachorros ayudando así a su crianza. La camada que suele ser abundante, se compone por de 5 a 9 cachorros de pelo negruzco.
Un aspecto importante de la etología del lobo es su formación de partidas de caza. Cuando encuentran un rastro o una presunta presa, se da una feroz persecución, en la cual los cazadores son capaces de salvar cualquier obstáculo y moverse por cualquier terreno para abatirla. Se mueven por los riscos de las montañas con casi la misma agilidad que los rebecos y pueden dar muerte a animales tan peligrosos como el jabalí, incluso pueden perseguir a presas que se lanzan a masas de agua en busca de escapar.
En el parque de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre es una especie relativamente abundante, ha sido avistado con regularidad, incluso en los límites del casco urbano. En el año 2002, se vieron grupos formados por parejas o 5-6 lobos en los prados del lentejal, pontoncilla etc. Todas ellas zonas que bordean el pueblo de Vidrieros. En ocasiones aisladas han causado daños a los ganaderos de la zona, cosa por lo que han sido convenientemente indemnizados. Pero a pesar de las compensaciones económicas los lugareños siguen considerando a este carnívoro como una alimaña a la que hay que destruir.